20 junio 2012

El Sueño

Anoche estaba frente al televisor viendo Fringe.
En la pantalla me entretuvo la actuación del octogenario
Leonard Nimoy y sus dos universos. Mi esposa y mis hijos
ya dormían. El perro, echado en un rincón. De pronto sentí
un dolor en el pecho que fue aumentando.
Empecé a sudar. Me levanté y fui a la cocina a prepararme
un café fingiendo que no sentía nada. Mientras agitaba
el café en la taza, voltee a ver a la sala, y me vi
sentado en el sillón, inmóvil con las manos sobre el pecho.
Pensé que había muerto y que era mi espíritu o mi
alma quien estaba en la cocina mientras mi cuerpo seguía
rigido en la sala. Cerré los ojos para ver que pasaba.
Cuando los abrí de nuevo, estaba frente al televisor y al volver
la vista a la cocina me vi agitando el café. Volví a cerrarlos.
Al abrirlos otra vez, estaba frente al nuevo televisor RCA
viendo en blanco y negro La Dimensión desconocida.
Me había dormido por unos segundos en que soñé que
había estado en el futuro, tenía un televisor a colores,
una familia, un perro y me había dado un infarto.

Managua, 26 de Marzo de 1971.